Empezamos el 2017 con la confianza de que Dios CUMPLIRÁ su plan

Al principio en mi andar con el Señor, Él me dio un gran sentido de la «soberanía de Dios». El sólido fundamento de que Dios tiene el control me ha mantenido a través de las tormentas y los desafíos de mi vida. Una vez más, cuando nos enfrentamos al nuevo año de 2017, pongo mi confianza en el hecho de que Dios CUMPLIRÁ su plan.

Desde el punto de vista humano, tenemos algunas razones para preocuparnos. Al mirar nuestro mundo, parece estar en el caos. El Estado Islámico continúa con sus estragos. Millones de refugiados se han visto obligados a huir de sus países. Cada vez más, el cristianismo está bajo ataque, incluso aquí en Occidente. En los llamados países «cristianos» ya no es políticamente correcto vivir el cristianismo. Hasta en los Estados Unidos muchos enfrentan encarcelamientos o multas enormes por defender sus convicciones cristianas. Y en lo económico, muchos países sufren una acelerada inflación y devaluación. Los libreros para hispanohablantes están sintiendo la presión.

Sin embargo, aun en medio de toda esta incertidumbre, Dios está cumpliendo su plan soberano. Incluso en las áreas de mayor persecución del Estado Islámico, millones de musulmanes vienen a Cristo. ¡Dios está en acción! Y aunque no podamos entender por qué ni cómo, Dios está obrando incluso en la turbulencia económica o política que nos rodea a algunos de nosotros. Así como Job mantuvo su fe mientras sufría la pérdida de todo, debemos siempre declarar nuestra fe y confiar en Dios.

Necesito recordarte esto: ¡ESTAMOS EN EL LADO GANADOR! Sabemos que «todos los reyes se inclinarán ante él, y todas las naciones le servirán» (Salmo 72:11, ntv). Su plan se cumplirá, sin importar que lo haga o no de la manera en que nos gustaría que lo hiciera. A nosotros, ya seamos pastores, líderes, libreros o editores, nos comisionaron para glorificar a nuestro Señor por la manera en que vivimos y Por lo tanto, debido a que estamos en el lado ganador, ¡actuemos de acuerdo a esto!

En tiempos de cualquier tipo de incertidumbre sentimos la tentación a ser conservadores y cautelosos, pero a través de los años he aprendido que en estos momentos es que debo ser intrépido, poniendo mi fe en el trabajo. Como presidente de una editorial, debo hacer eso. Como librero, debes ser más osado al promover recursos que edifiquen a la iglesia. Debemos seguir siendo dinámicos, trabajar más y promover de manera creativa los libros y medios que Dios ha puesto en nuestras manos.

Únete a mí para regocijarnos en lo que nuestro soberano Dios ya está haciendo por medio de nosotros.

Al igual que lo hizo en el pasado, Él está haciendo una gran obra hoy.

¡Alabado sea el Señor!